PAUL... una road movie al viejo estilo


Advertencia: No sigas leyendo si eres menor de edad en tu país, sea cual sea!!

Parental Advisory: +18
-------------------------------------------------------------------------
Graeme y Clive son, lo que actualmente llamaríamos unos "friquis" y es que los pobres, llegan del viejo imperio británico a la inmensidad del área 51, zona de supuestos avistamientos de objetos extra terrestres, vulgarmente llamados O.V.N.I.s, en castellano o UFO's en inglés (pero eso, ya lo sabíais).

Con la simple esperanza de disfrutar de unas friqui-vacaciones, se lanzan a lo desconocido, con una bolsita de té a mano, por si las moscas.

En este plan empieza este largometraje, donde las incoherencias humanas, cada día más visibles incluso para nosotros, se suceden una tras otra.

PAUL, es un tipo cansado, asqueado y hastiado de la especie humana. Como bien dice; "nada más vernos potó" y no se le puede echar en cara pues, no es una cuestión de físicos sino, más bien de carácter.

Por circunstancias de la vida del espacio exterior, si si... ahí donde pensamos que no estamos y en el que creemos que la tierra es redonda porque sale por la tele, llega a nuestro planeta y es engañado, ¡qué raro entre nosotros los humanos!, para quedarse como invitado obligado.

A PAUL, que nos termina cogiendo un poco de cariño, no le parece mal echarnos una mano en aquellas cuestiones en las que andamos más en pañales pero, siempre guardando algo de información, para ver si somos lo suficientemente inteligentes como para desarrollarlos nosotros solos.

Su fin no es otro que regresar a su punto de encuentro, donde cree que puede ser recogido por otros de su especie y salir de este bello planeta lleno de gilipollas como nosotros.

PAUL, se cruzará en el camino de estos dos friquis y otros de diferente calaña e intentará no perder la gran cabeza que le acompaña, haciendo su ruta junto a éstos.

Está hasta los huevos espaciales de todos nosotros, de nuestra agresividad, de nuestra incultura de nuestra ceguera, de nuestras putas religiones y de todo aquello que creemos que nos hace más humanos.

Con este último párrafo, creo que queda bien claro que, NO ES UNA PELÏCULA DE NIÑOS. No es que los niños se vayan a asustar del lenguaje soez que se puede llegar a utilizar en la película pues, están cansados de oírlo y en ocasiones utilizarlo habitualmente en la calle pero, esa gran cosa llamada falsa moral, puede aparecer en las mentes de los padres y madres que creen que, deben educar a sus hijos en su propia burbuja. ¡Cómo si ellos no hubieran dicho una puta mierda de palabrota, en toda su jodida vida!!

Pues sí, PAUL, es más que recomendable. No sólo por los grandes actores que conforman todo el elenco del largometraje, ni por su cuidada dirección, ni por su excelente fotografía, etc...
Si no, porque es un buena película escondida en una gilipollez de historia que, hace dudar entre lo jodidamente bueno y lo que huele a mierda a cientos de kilómetros de distancia.
Así que, pedazo de cabrones, no seáis tonto los huevos y aunque sea, piratead la puta película, a ver si de esa forma, sois capaces de digeriros vosotros mismos sin potar.... ¡Hasta nunca Hijos de Puta!

Comentarios

Entradas populares de este blog

"A DOS BANDAS" el nuevo disco de TESSA

La Casa Azul "La Gran Esfera"

"Control Nature EasyWay" ¿De verdad nuestros jóvenes no saben realmente de sexo?